036_persa del bío bío

Paseo Las Palmas y pasajes subterráneos adyacentes en Providencia
Alrededores de los cruces entre Av. Nueva Providencia y Avenida Providencia con Calle Ricardo Lyon y subterráneos alrededor de la estación de Metro Los Leones
Alberto Sartori, Larraín Murtinho, Alberto Fernández, Roberto Wood, Metro de Santiago, entre otros
1982-situación actual

El Paseo Las Palmas y la red de galerías comerciales subterráneas interconectadas junto a la estación de Metro Los Leones son producto de una política de renovación urbana para todo este subcentro, que a partir de 1976, otorgó incentivos para aquellos edificios nuevos que incluyeran galerías en sus plantas bajas y subsuelos, considerando los recorridos establecidos por el Plan y su interconexión a pasajes de otros edificios o a los accesos al tren subterráneo. Las galerías densifican el tejido urbano con situaciones espaciales y actividades muy diversas, multiplicando la circulación y extendiendo el perímetro comercial. La calle se lleva al subsuelo pero también al segundo piso o más, generando espacios interiores que conforman una red espacial siempre continua con el sistema tradicional de veredas.

La inusual comunicación subterránea que por momentos emerge, se multiplica, y se expande a través de escaleras mecánicas, rampas, pasajes y caracoles, se traduce en un complejo laberinto, donde prevalece la venta de mercancía de pequeña escala y sentido banal, la memorabilia y lo obsoleto con cierto aire decadente y nostálgico, y a la vez se tensa con las grandes expresiones de las cadenas tradicionales de comercio minorista. La mercancía se multiplica en el reflejo de cristales y espejos, mientras los locatarios intentan por medio del neón y los colores brillantes recapturar la atención perdida del transeúnte. En la dualidad del grano y dimensión del comercio presente, quedan en evidencia los dos modelos espaciales de economías de escala opuesta, en este caso vinculadas por la estación del Metro y el alto flujo de las vías superficiales.

Mención especial merecen la Zona Franca, que se desarrolla por medio de rampas que se hunden en un subterráneo comercial a la vez que en sentido inverso continúan varios pisos hacia arriba conformando un potente atrio, y el Centro Comercial Dos Providencias, que articula tres elementos, un caracol entre subsuelo y cuarto piso con rampas interiores con acceso desde el Paseo Las Palmas, una torre con circulaciones exteriores envolventes, también helicoidales, y un cuerpo bajo orientado hacia un pasaje peatonal exterior con patios, escaleras y medios niveles comerciales. El conjunto de pasajes, unidos por un feliz accidente y la comprensión de ciertos incentivos, refuerza la trama e identidad del barrio, buscando la unidad versus la disgregación, dialoga con diversas escalas urbanas y lenguajes espaciales, reflejando la diversidad propia de un subcentro dinámico con un alto flujo de paseantes entre edificios de alta porosidad y muy interesante espacialidad.